¿Trabajar con entes, deidades y espíritus?

Por practicidad nos referiremos como espíritus a aquellos seres como fantasmas, ancestros, guías, etc. y a deidades a los dioses que figuran en diferentes panteones.

Desde el inicio de la humanidad, los humanos hemos estado en contacto con seres más poderosos que nosotros. A estos, se les han otorgado cualidades «sobrenaturales», usualmente deidades de la naturaleza: la lluvia, el viento, las tormentas, etc. Estas deidades y espíritus eran los responsables de los fenómenos naturales que los humanos no podían controlar.

Se creé, que de esa manera comenzaron a surgir las religiones, al volverse más organizadas, con una larga lista de deidades y sus historias. Los humanos así, comenzamos nuestro trabajo con estos dioses, rindiéndoles culto. A ellos se les rezaba y ofrendaba con la esperanza de su ira fuera calmada, tener cosechas abundantes y buena caza.

Trabajo con deidades y espíritus en la actualidad #

En la actualidad, las brujas también realizamos trabajo con deidades, ya sea porque practiquen una religión como la wicca –la triple diosa y el dios astado – o porque estas deidades les han elegido.

Pero también tenemos además, otros seres que nos ofrecen su guía en nuestro camino espiritual o brujeril. Estos seres son el resultado de la sincretización de varias creencias, que popularmente se han ido expandiendo.

La lista puede incluir a:

  • Guías espirituales
  • Ancestros
  • Animales de poder
  • Deidades
  • Ángeles guardianes
  • Maestros ascendidos
  • Yo Superior

Y muchos más.

Cada uno de estos espíritus, tiene sus propias características, algunas están con nosotros toda nuestra vida y otros solo en algunas fases. También tienen diferentes poderes o energías, siendo las deidades unas de las más poderosas.

En la brujería moderna, suele recomendarse a los principiantes no trabajar con deidades, ya que estas tienen una energía muy fuerte y trabajar con ellas requiere compromiso. Siguiendo esta línea, si queremos contactar con algún espíritu, podríamos comenzar con nuestros guías o yo superior.

Aún así, el trabajo con deidades y espíritus es una práctica dentro de la brujería, y no es necesario ni obligatorio que lo realices si no lo deseas. Sin embargo, si lo deseas, debes tomar las precauciones necesarias, conocer tu energía y aprender a reconocer otras, ya que podemos crear egregores o atraer espíritus que se alimentarán de nuestra devoción.

Funciona con BetterDocs