Protección mágica

Seguramente una de las cosas que más escuchas en el mundo de la magia moderna es que debes utilizar algún tipo de protección mágica. ¿Qué es y porqué debes utilizarla?

La protección mágica es una técnica para evitar que entes, energías o espíritus que no quieran nuestro beneficio interfieran en nuestra magia, ya sea mientras meditamos para contactar con nuestros guías o mientras realizamos un complejo ritual.

¿Por qué debemos utilizar protección protección mágica? #

Cuando nos atrevemos a manejar las energías a nuestro alrededor (hacer magia) poco a poco vamos mostrando nuestra propia energía al universo. Esto nos hace, por decirlo de alguna manera, más visibles para el resto de energías. Siendo brujas principiantes, entusiasmadas con nuestras primeras prácticas, nuestra energía se convierte en un alimento perfecto para estos entes.

Sin embargo, el utilizar una protección no es suficiente garantía, ya que la fortaleza de esta depende de nuestro poder interior, y este hay que desarrollarlo. Recomiendo leer 5 prácticas mágicas que necesitas para tu camino. Practicar la protección hasta sentirnos lo suficientemente protegidas con ayudará a realizar hechizos con más confianza y seguridad.

¿Cómo nos protegemos? #

Dependiendo de la práctica mágica o religión, existen diferentes maneras de protegerse. Seguramente la protección mágica más popular es «el círculo de protección«. Este consiste en crear un círculo a nuestro alrededor, sea éste físico — con sal— o energético — visualización.

Existen otras maneras, por ejemplo:

  • Crear un sigilo de protección para tus rituales.
  • Utilizar símbolos de protección conocidos.
  • Consagrar accesorios que tengamos para ese fin.
  • Crear spray de protección con hierbas cuyas correspondencias sean de protección.
  • Utilizar incienso para crear el círculo.
  • Poner música con frecuencias del universo, o canciones que nos hagan sentir protegidas.

Funciona con BetterDocs